Home » Perdon » Analicemos la tentación

Analicemos la tentación

Bendice a otros, comparte...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Analicemos la tentación

Analicemos la tentación con el primer ejemplo que miramos en la biblia que es el caso de Eva. Eva peco porque fue tentada en cambio Adán peco por bruto, cual sería peor, no lo sé. Ella cayó en la tentación por lo que la fruta prohibida le ofrecía.

Te gustan los tonos para celular Cristianos? Si tienes Android ve aquí: TONOS CRISTIANOS

En ningún lugar en la biblia nos menciona que la fruta prohibida era una manzana, pero muchos lo usan para ilustrar. La biblia decía que la fruta lucia deliciosa para comer, y también dice que era deseable para adquirir sabiduría.Analicemos la tentación

Recuerden que toda tentación primero entra por los ojos, entonces dice la Biblia que Eva miro la fruta y la tomo. En la biblia menciona que el mundo es un deseo carnal insaciable.

Como se menciono antes nunca se mira que Adán en algún momento fue tentado, yo no veo a su esposa seduciéndolo. Ni tampoco lo veo siendo tentado por la sabiduría que la manzana le daría.

Quien puso la fruta prohibida en el huerto?

Analicemos esta tentación, la primera pregunta sería la siguiente, quien puso la fruta prohibida en el huerto?. Alguno creen que lo puso el diablo, pero en realidad fue Dios, eso nos muestra que el no es el tentador pero a veces permite. Y pone delante de nosotros la tentación.

Otra pregunta es porque Dios nos puso a esta mujer u hombre delante de nosotros?. No lo hace para que pequemos, sino lo hace para confrontar lo que hay en nuestro corazón.

En la biblia dice que del corazón salen los malos pensamientos, el asesinato, el adulterio, toda inmoralidad sexual, el robo, la mentira y la calumnia. Dios pone delante de nosotros todo eso para que trabajemos en eso y no para pecar.

Entonces en la tentación de Eva hay 3 cosas importantes. El tentador, la tentación y la persona que está haciendo la tentada. El protagonista principal no es el diablo, ni la manzana, sino la persona que está siendo tentada.

Bendice a otros, comparte...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *