Home » Cristo » Como sanar un corazón endurecido

Como sanar un corazón endurecido

Bendice a otros, comparte...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Como sanar un corazón endurecido

Como sanar un corazón endurecido. Al momento en que Jesús se entro a la cruz el nos dio una especie de cheque, donde nos regala a todos muchas cosas. Que la verdad muchas personas no aceptan o no deciden verlo.

La primera es creer totalmente en la obra de Jesús en la cruz. Es decir recibirlo, la otra es lograr eso por medio de nuestras obras, es decir confiar en nosotros. Pero hay una tercera que aun es mejor, y es trabajar con Dios tomar a Dios de la mano.

Y eso fueron lo que precisamente hicieron los discípulos con él, dice en Marcos 16:20 Y los discípulos fueron por todas partes y predicaron. Y el señor actuaba por medio de ellos. Confirmando con muchas señales milagrosas lo que ellos decían, lo que ellos predicaban.Como sanar un corazón endurecido

Si ellos predican sanidad Dios hacia que existirá sanidad, si ellos predicaban armonía, así se hacía. Porque Dios hablaba a través de ellos, pero tristemente mucho predican pelea y eso es lo que están viendo en sus vidas.

Se trata de trabajar de la mano de Dios, entonces eso significa que en Cristo ya fuimos declarados justos y santos pero también. Tenemos que tomar la decisión de lo que somos.

El viejo hombre ya fue perdonado

Es decir que el viejo hombre a través del crucificado de Jesús ya fue perdonado. A hora el que vive es el nuevo hombre. Pero lo que nosotros tenemos que hacer es crucificar ese viejo hombre o mantenerlo ahí.

En la cruz también fuimos perdonados, así que nosotros no podemos seguir sintiéndonos culpables. No podemos permitir que el enemigo nos este culpando, la biblia dice también que todos tenemos la mente de Cristo.

Pero que tenemos que hacer es dejar cautivo esos pensamientos contrarios a Jesús, que el renueve nuestras mentes. Satanás debe de ser un enemigo derrotado para nosotros.

Pero lo que nosotros debemos hacer es no darle lugar o dejar que entre a nosotros, un cuerpo totalmente de Cristo.

Bendice a otros, comparte...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *