Home » Esperanza » Dejar a fuera las tentaciones

Dejar a fuera las tentaciones

Bendice a otros, comparte...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Dejar a fuera las tentaciones

Dejar a fuera las tentaciones. Cada vez que usted ve a cierta persona y de ahí le despiertan deseo sexuales. No ese problema de la otra persona, el del problema es usted. El que tiene que trabajar con esas ataduras sexuales que aun tiene en su interior es usted.

También si cada vez que usted ve a cierta persona le dan unas ganas de juzgarla o de criticarla. El del problema no es la otra persona, el del problema es usted. El que tiene que trabajar con sus inseguridades, con sus complejos, con sus amarguras, con sus enojos o por lo que sea que sea es usted.Dejar a fuera las tentaciones

El culpar

El culpar o el decir que una persona que se muestra con una ropa que puede llegar a causar cierto sentimiento y decir que tiene la culpa. Es incorrecto, ya que esta en uno el caer en la tentación o no.

Lo que tenemos que hacer es trabajar con el corazón de las personas y a eso Jesús le llama discipular. Es el proceso de formación, porque en un clínica no mostramos a las personas más lindas. Una clínica es un hospital, en una iglesia es donde se forma a las personas de verdad.

En la biblia dice que todas las cosas puras son para los puros, cuando usted es puro, ya no es mal pensado. Usted ya no ve las cosas de manera sucia porque su mente ha sido limpiada.

No se trata de salir del mundo y dejar de hacer cosas que no se deben, lo que debemos hacer es sacar al mundo de nuestro interior. De nada sirve de quemar la música, de quemar los libros, sino logramos sacar eso que está en nuestro interior.

Recuerden que existen muchas personas que aun viven en el mundo, personas que hacen cosas que no deberían. Cosas que están prohibidas por nuestro señor Dios. Pero solo está en uno dejar de ser persona del mundo y volverse persona de Dios.

Bendice a otros, comparte...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *