Home » Cristo » El camino del perdon

El camino del perdon

Bendice a otros, comparte...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

El camino del perdon.

El camino del perdon es que el hecho de que yo perdone no significa que todo será igual que antes. Es caer a los pies de Jesús, es llorar mis lágrimas y mi dolor, ponerme de pié, secar mis lágrimas y restaurarme. El perdón se llama amor, y Jesus quiere que yo pueda ser el abrazo por el, pero si me atrevo a abrazar el amor de Jesús es por que soy capaz de sanar la herida más profunda.

Te gustan los tonos para celular Cristianos? Si tienes Android ve aquí: TONOS CRISTIANOS

Porque el amor sana la herida mas profunda que guardamos en lo mas obscuro de nuestro ser.El camino del perdon

Si quieres paz.

Bendice la vida de los demás, perdona y bendice, deséale bien, que Dios lo sane, que lo restaure. Deséale todo el bien que deseas para ti, el perdón no es un sentimiento, es una obediencia, cuando perdono, es traer mi corazón quebrantado delante de Dios. Para que Dios sane la herida de mi alma, no intentes cambiar a quien vive contigo, simplemente ámala y bendícela. Todos vamos a tener fallas, todos en casa en algún momento nos vamos a decepcionar.

Puedes dejar que crezca la amargura o comenzar a bendecir a quien amas.

¿Cómo sé yo a quien he perdonado?

Porque cuando recorro el camino del perdón, ahora es una cicatriz y casi suena la historia de alguien más. Entonces cuando el perdón ha producido el efecto dentro de mí, de que ha sanado la herida dentro de mi corazón. El perdón es un camino que se sostiene en el tiempo hasta que produce la sanidad en el corazón.

Trae la restauración total. Si ha sufrido tu corazón y te preguntas porque has retenido el dolor más de la cuenta y se ha convertido en resentimiento con deseos de venganza. Podrían conducir a un error y lastimar a tu familia y dejar de abrazar a quien quiere abrazarte, haz comenzado a vivir con vergüenza y Jesús quiere sanarte.

Quiere que vuelva a vivir como una nueva persona, llena de alegría y gracia.

Bendice a otros, comparte...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *