Home » Cristo » El no perdonar es cancer

El no perdonar es cancer

Bendice a otros, comparte...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

El no perdonar es cáncer.

El no perdonar es cáncer, crece y va lastimando tu vida, relaciones, familia y amigosEl no perdonar es cancer

Hebreos 13, 14 y 15 dice: Seguid la paz con todos y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor. Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios. Brotando alguna raíz amarga les estorbe y eso contaminará a muchos.

Te gustan los tonos para celular Cristianos? Si tienes Android ve aquí: TONOS CRISTIANOS

La amargura tiene el defecto que es contagiosa, lastima a quienes están a nuestro lado, cuando la amargura inunda el corazón, el ánimo decae.

Dios ha venido para ponernos de pie.

El amor de Jesús, el que viene a nosotros a liberar nuestra alma  y a facilitar el camino. Es el amor el que sana las heridas, el que nos dice que El nos pone de pié y nos abraza enviándonos mensajes, diciéndonos que no se ha olvidado de ti.

Simón el Fariseo ha invitado a Jesús a cenar. La cena ha comenzado, la puerta está cerrada y de repente una mujer conocida como la pecadora con mala reputación. Abre la puerta, nadie quiere acercársele, sintiéndose ofendida y lastimada. Baja su mirada, era la única forma de llegar más cerca de Jesús. Cuando está a sus pies los besa, sus lágrimas corren. Queda quieto y su amor fluye, su corazón es amargura, porque experimenta el rechazo de quienes están a su lado, el juicio de su familia, posiblemente en ninguna casa hubiera sido recibida.

¿Sus errores donde comenzaron?

Posiblemente en el abandono, el menosprecio, o el abuso en su infancia, producto del dolor retenido. Llevo a una mala reputación frente a los demás. Pero llegó al lugar correcto, a los pies de Jesús, derramó el frasco de perfume y sus lagrimas mojan los pies de Jesús, el no tiene vergüenza, no los quita, no los hace a un lado. El perdona a todo aquel que lo acepta dentro de El. Aquella persona que nace de nuevo Cristo lo proteja. Lo guía por el buen camino, el camino de la gloria.

Bendice a otros, comparte...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *