Home » Cristo » No hay esperanza para los necios

No hay esperanza para los necios

Bendice a otros, comparte...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

No hay esperanza para los necios

No hay esperanza para los necios, en proverbios 25:6-7 no exijas una audiencia con el rey. Me insistas en hacerte un lugar entre los grandes, es mejor esperar a que no te inviten a la mesa principal.

Te gustan los tonos para celular Cristianos? Si tienes Android ve aquí: TONOS CRISTIANOS

Y no que te echen y pases vergüenza en público, en proverbios 25:27 no es bueno buscar honores para uno mismo. Proverbios 26:12 dice que no hay más esperanza para los necios ni que para los que se creen sabios. Proverbios 29:23 dice el orgullo termina en humillación, mientras que la humildad trae honra. 

No hay esperanza para los necios

El orgullo fortalece al enemigo.

En proverbios 16:18 dice el orgullo es la puerta que le abrimos el enemigo antes de la caída. Antes de la caída de una persona o de un negocio. De una empresa, siempre está el orgullo y un claro ejemplo acerca de esto viene siendo el mismito Satanás. Porque gracias a su orgullo él fue caído.

La biblia dice que Dios lo creo perfecto sabio y hermoso. La biblia está hablando de atributos y le dijo en Ezequiel 28:12 tú eras el modelo de la perfección. Lleno de sabiduría y de exquisita belleza. En Ezequiel 28:4 dice con tu sabiduría y entendimiento hasta acumulado mucha riqueza oro y plata. Para tus tesoros otro dato importante es que su ropa era elegante.

En Ezequiel 28:13 dice tenías la ropa adornada con toda clase de piedras preciosas. Todas talladas, especialmente para ti, incrustadas en el oro más puro. Otra característica la encontramos Ezequiel 28:14 Dios dijo yo te ordene y te di en ti como poderoso ángel guardián. Tenías acceso al monte santo de Dios, fue ungido como ángel protector pero también como Dios de alabanza en el cielo. Todas estas cualidades y todos sus atributos hicieron que se volviera orgulloso.  Que todo lo bueno que nosotros tenemos se mancha de orgullo.

Primera parte…

Continuar leyendo parte 4…

 

Bendice a otros, comparte...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *