Home » Esperanza » Personas que ha sido pisoteadas

Personas que ha sido pisoteadas

Bendice a otros, comparte...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Personas que ha sido pisoteadas

Personas que ha sido pisoteadas. Una persona que ha sido pisoteada es una persona que se encuentra con su corazón endurecido. Y este rechazo puede ser desde la niñez, desde esa temprana edad. Una persona puede ya ir formando ese rechazo hacia los demás.

Otra manera puede ser el abuso, la primera seria el abuso verbal como un simple “Cállate” o “Me tienes harta”. Y ese abuso puede ir acompañado de groserías o de palabras necias, todo eso endurece a la persona. La otra parte puede ser el abuso físico, castigos injustos, castigos frutos de la frustración. Luego viene el peor de los abusos, el abuso sexual, tocados de manera prohibida.Personas que ha sido pisoteadas

Luego viene la traición, lo que siente un hijo cuando el papa se va con otra, el ser humano no fue diseñado para soportar tanta barbaridad. Y menos aun si la persona es un simple niño inocente.

Recuerdo doloroso

La infidelidad, la burla de las demás personas hacia tu presencia, todo esto causa que el corazón se vuelva cada vez más duro. Un corazón endurecido también es un corazón que no confía en la gente, y más aún. En esas personas que disparan ese recuerdo doloroso aunque esa persona lo haga sin intención.

Algo hace esa persona que me genera una emoción de mi pasado, dispara nuestras inseguridades. También puede ser un corazón resentido, resentido hacia los papas, hacia la iglesia y en unos casos hasta en Dios.

La persona que se encuentra con un corazón duro juzga a las personas basadas en sus experiencias vividas. Es un corazón que juzga a los hombres basados en lo que su papa le hizo a su mama. O es un corazón que juzga a las mujeres basado en la mujer con la cual se fue mi papa.

La persona que juzga a Dios es una persona basado en lo que le enseñaron sus padres. Si los padres fueron pobres, Dios es pobre, si los papas no hicieron nada, Dios no hace nada.

Bendice a otros, comparte...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *