Home » Cristianos » Testimonio de Dios seamos valientes

Testimonio de Dios seamos valientes

Bendice a otros, comparte...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Debemos ser Testimonio de Dios

Como ser testimonio de Dios. Nosotros nos quedamos callados cuando hay tanto de que contar. Dar el testimonio de el Hijo que de Dios, se levantó de entre los muertos y ahora vive. Que más testimonio que éste, que cambio tu vida y la vida de todos porque fuimos perdonados gracias a la sangre del hijo de Dios.

Te gustan los tonos para celular Cristianos? Si tienes Android ve aquí: TONOS CRISTIANOS

testimonio de dios

Salmo 40 y dice… Me sacó del foso de la desesperación, del lodo y del fango. Puso mis pies sobre el suelo firme y a medida que yo caminaba me estabilicé. Me dio un canto nuevo para entonar un himno de alabanza a nuestro Dios.

Muchos verán lo que él hizo y pondrán su confianza en el Señor. Para eso estás dónde estás, para eso Dios te lleva, para eso Dios te dio la voz, para eso te dio los estudios, no para que los pongas en la pared.

– Isaías 52: Que hermosos son sobre los montes, los pies del que trae Buenas Nuevas, del que proclama Paz, del que anuncia Buenas Noticias, del que proclama la Salvación, del que le dice a Sión, Tu Dios Reina.

Testimonio.

 Un testimonio que Dios cambio su vida fue de Danilo Montero.

Cuando tenía 9 años, hablando con unas personas en la calle sobre Jesús el los llevo a su casa, mamá los invitó a pasar y  su madre recibió a Jesús en su corazón, estas personas no sabían que toda una familia iba a cambiar de destino y que un día el destino de Danilo seria que mucha gente cambiaría su vida a través de escuchar la palabra de Dios por medio de ese niño que en ese entonces tenía 9 años.

Todos podemos dar testimonio porque cuando Dios toca tu vida seguramente o hace con cambios. Un cambio por ejemplo es cuando nos ayuda a dejar malos hábitos que dañan nuestra vida.

Bendice a otros, comparte...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *